Cómo escribir más en menos tiempo con el método pomodoro

¿Te dispersas todo el tiempo cuando tienes que sentarte a escribir? 

Si sientes que las horas se te pasan volando delante del papel, en este post descubrirás un método de productividad que te ayudará a escribir más en menos tiempo.

¿Te suena el Método Pomodoro?

Descubre el sistema de productividad que te ayudará a terminar ese libro aunque tengas muy poco tiempo.

Método Pomodoro: escribe mucho más en mucho menos tiempo

El Método Pomodoro es una de las técnicas de productividad más interesantes que existen y más fáciles de aplicar.

Se trata de una estrategia que consiste en organizar tu tiempo en diferentes bloques de tal manera que consigas lo siguiente:

  • Momentos de trabajo absoluto.
  • Instantes de descanso completo.

De esa manera, podrás trabajar con todas tus fuerzas en tu historia con la seguridad de que después tendrás un descanso merecido.

¿Y sabes qué es también obligatorio? Descansar al 100 % cuando toque.

Ojalá más sistemas de productividad que te obliguen a descansar, ¿verdad?

Cómo se trabaja un Método Pomodoro a la hora de escribir

Mira.

El Método Pomodoro normalmente está compuesto por cuatro etapas diferentes. 

Cada una de estas etapas está conformada por:

  • Un bloque de productividad.
  • Un bloque de descanso.

Sé que si lo miras desde fuera parece sencillo, pero no lo juzgues: precisamente por ello funciona a las mil maravillas.

Escúchame.

Los bloques de productividad mantienen siempre un tiempo de 25 minutos en los que debes trabajar sin distracciones.

Por su parte, todos los descansos durante 5 minutos salvo el final, que son 20.

Aun así, todo esto no se acaba aquí. Si quieres, después de llegar hasta el final, puedes dar otra vuelta sin problema.

¿Por qué se trabaja en bloques de 25 minutos?

Es una cuestión mental.

Se supone que si eres capaz de mantener ese tiempo de concentración absoluta, tu mente entra en un estado donde la creatividad está al 100 % de su capacidad.

A mí me gusta llamarlo «Estado de Flow», pero espero y deseo que tenga un nombre técnico.

De esa manera, todo lo que tengas que contar fluirá de manera clara de tu mente hasta tu documento de Word.

Por cierto, sé que 25 minutos parece poco, pero en realidad es una barbaridad. Comprométete a concentrarte en tu trabajo y descubrirás que se te hace largo.

Aun así, esto será solo las primeras ocasiones. Después te acostumbrarás. 

Cómo trabajar para maximizar tu tiempo de trabajo

Es fundamental que el tiempo que dediques al trabajo esté completamente pautado para olvidarte de detalles.

De esa manera, tu único objetivo será trabajar para conseguir el mejor resultado posible y olvidarte de todo lo demás.

¿Cómo puedes hacer esto?

Con organización.

Ten bien claro lo que quieres escribir y cómo lo quieres escribir cuando te sientes delante del papel.

Además, ten siempre en cuenta lo siguiente.

Si por lo que sea ese día no consigues el resultado que esperas y las palabras no te salen de los dedos, respira y continúa intentándolo hasta que lleguen los 25 minutos a su fin.

¿Sabes por qué?

Porque de esa manera estarás acostumbrando a tu mente a ser productiva en esta cantidad de tiempo.

¿Y en los descansos?

Mi principal recomendación es que te alejes del móvil y de las redes sociales.

Sé que pueden ser hasta un acto reflejo, pero la realidad es que si entras en ellas no sabes lo que en contrarás y hay muchos elementos que pueden machacarte.

A mí mismo me ha pasado y me ha destrozado toda la tarde de concentración.

Por ejemplo, un día una amiga estaba cabreada con todos los de un grupo y empezó a acusarnos de todo.

En realidad el tema es lo de menos.

El problema fue que me quedé con esa idea toda la tarde en la mente y no pude trabajar bien.

Como no se iba a solucionar desde casa, perder la concentración por un motivo así no tiene sentido.

Los descansos son para ti, no para utilizarlos como si fueras un zombie.

¿Existe alguna herramienta para medirlo?

No quiero que utilices la excusa de las herramientas para no ponerte las pilas. Solo necesitas el teléfono móvil para activar un temporizador.

Ahora bien, entiendo que por el motivo que sea prefieras tener el teléfono lejos. De hecho, esta es una de las decisiones que yo tomo. Por eso te quiero recomendar esta herramienta.

Se llama Pomodoro Tracker y realiza de manera automática todo lo que te he contado en este post.

Es supercómodo y cuenta con una pequeña extensión para Google Chrome. Quiere ponerte las cosas todavía más sencillas.

¿Todo preparado para escribir más en menos tiempo?

Mira.

El Método Pomodoro no es nada nuevo, pero funciona de maravilla.

¿Sabes por qué?

Porque te permite concentrarte de manera intensa en sesiones muy claras. Es un objetivo interesante.

Sin embargo, como cualquier otra herramienta, necesita un componente adicional para funcionar: tu compromiso.

Solo si estás 100 % con la determinación de escribir lo conseguirás.

¿Lo estás?

Créditos: Fotografía de portada creada por Burst en pexels.com