Cómo introducir flashbacks en tu novela

Flashbacks. O los amas o los odias. 

Después de unos cuantos años me he dado cuenta de que están los dos bandos: los que van a muerte con los flashbacks y los que creen que son innecesarios.

Yo soy de las que piensan que son una herramienta muy útil para tus historias pero que tienes que aprender a manejarlos.

Al final, el truco está en no abusar de ellos a no ser que sea la piedra angular de tu historia.

Y como es algo que a mí en particular me fascina, llevo años documentándome sobre ellos para intentar introducirlos en mis historias de la mejor manera posible.

Hoy te traigo mis 3 trucos para introducir flashbacks en tu novela.

¿Te quedas a verlos?

#1. Haz que importe

¿Sabes eso que te dicen siempre? Sí, lo de que si aparece una taza en una escena es porque después será importante para la trama.

Con los flashbacks ocurre lo mismo.

Si no vas a mostrar algo que sea relevante para la historia que estás contando, es mejor que los evites.

Para un flashback esté bien construido, debe ser significativo. Es decir, tiene que darle información al lector que importe en el futuro de la historia.

Hazte esta pregunta: ¿Le va a servir de algo al lector saber que (lo que ocurre en el flashback, por ejemplo): su tía murió atropellada por un camión?

Si, por ejemplo, es la raíz del pánico a conducir que tiene el protagonista, puede ser una buena herramienta. Si solo lo haces por rellenar, es bastante prescindible.

#2. Aparecen por un motivo

El error que más se suele cometer con los flashbacks es que aparecen sin más en mitad de la historia.

El flashback forma parte de la línea temporal de la historia, lo único que cambia es que ocurrió mucho antes de que el lector le conociera, por lo tanto, debe aparecer por un motivo.

Cuando tú recuerdas algo de tu pasado, un momento traumático o embarazoso, normalmente ocurre porque ha habido algo que lo ha provocado.

Has vivido una situación similar, alguien te lo ha recordado… pero no aparecen sin más.

De ser así, no tendríamos ni un minuto de descanso entre tantos recuerdos apareciendo sin más.

Por lo que es importante que le busques un punto que desencadene el motivo del flashback.

#3. Solo está en el pasado

Te puede parecer una tontería, pero es que a veces los mejores consejos son los más lógicos.

Ese flashback solo está en el pasado. Por lo que su aparición en la línea temporal de tu personaje debe ser por un motivo de peso.

Crea curiosidad sobre algo que ocurrió en el pasado pero que no se cuenta claramente en el presente, de esta manera solo un flashback podrá resolver el misterio.

Además, puede ser un buen plot twist para tu historia.

Cuanto más leas, mejor te saldrá

Esto es un hecho. 

No lo incluyo como parte de los consejos para escribir un flashback porque me parece algo imprescindible y que se debe hacer con todas las técnicas de escritura.

Cuanto más leas siendo consciente de que escribes, más aprenderás a utilizar los flashbacks.

Por ejemplo, te recomiendo que le eches un ojo a Entre tonos de gris de Ruta Sepetys, una novela repleta de flashbacks bien colocados que me enseñaron parte de lo que te he contado hoy.

Te recuerdo, si quieres aprender más sobre escritura, que en la Academia tenemos unas cuantas masterclasses y un curso de diseño y creación y personajes que te pueden venir de perlas.

Además de otros muchos recursos gratuitos, no solo de escritura, que te ayudarán a impulsar tu carrera de escritor.