Cómo vender libros gracias a tu canal de YouTube

YouTube, Booktube… parece que ha pasado mucho tiempo, ¿verdad?

Bueno, es que así a lo tonto, hace ya más de un año y varios meses que publiqué mi último vídeo sobre literatura.

Como siempre me ha gustado el drama, lo hice el día del libro, para darle todavía más emoción.

En todo este tiempo mi vida se ha transformado por completo, pero hay muchos elementos que se mantienen intactos.

¿Sabes cuál es uno de ellos?

YouTube. Bueno, en tu caso, Booktube.

Crear tu propio canal de YouTube sigue siendo una de las opciones más interesantes si quieres impulsar tu carrera como escritor.

Por ello en este post te quiero contar todo lo que necesitas saber para arrancarlo y conseguir los grandes resultados que esperas de él.

¿Todo listo?

¿Cómo te voy a contar la mejor manera de montar tu canal de YouTube de escritor?

Después de tantos años de contenido creado a mis espaldas, sé que un buen trabajo en YouTube está basado en tres grandes ideas:

  • La mentalidad del creador de los contenidos y su compromiso con el público.
  • La alineación de los contenidos creados con tus objetivos reales.
  • Toda la parte técnica que hay que dominar para que los vídeos sean atractivos.

Te podría decir que están ordenadas de más a menos importantes, pero la verdad es que conforme más las leo, más tengo claro que todas son igual de fundamentales.

Por ello te animo a que pongas todo lo que tienes en cada una de ellas y que trates de crear el mejor contenido posible para ese usuario que puede convertirse en tu lector.

vender libros youtube smartphone

La mentalidad del creador de los contenidos y su compromiso con el público

Que estés leyendo este blog significa que para ti escribir es un trabajo, no un hobby. Vaya, que te ves ganándote la vida con tus historias.

Este es un detalle muy importante porque cambia toda la perspectiva con la que trabajes. Subir vídeos a internet no será parte de un ocio —que sí que espero que te lo pases en grande—, sino de una estrategia.

¿Por qué te cuento todo esto?

Porque tu objetivo a partir de ahora no será subir lo que a ti te apetezca, sino aquello que creas que es interesante para tu lector potencial.

Por qué tienes que crear contenido literario y no sobre escritores

La primera lección que te quiero acercar es que si quieres triunfar como escritor en YouTube necesitas crear contenido para lectores.

Muchos escritores caen en el error de hablar de procesos de escritura o de cualquier otra estrategia.

No funciona.

Con ese tipo de contenido tan solo atraerás a personas interesadas en aprender a escribir. Así que salvo que tus libros sean de no ficción y especializados en escribir, no venderás prácticamente nada.

Si quieres un público interesado en comprar tus libros, necesitas hablar sobre literatura. Y no me refiero a hablar sobre tus obras en sí —a las que apenas debes dar bola—, sino de literatura que pueda interesarles.

¿Qué novelas leen las personas que pueden comprar tus libros?

Esta es una de las preguntas más importantes que te tienes que formular a la hora de trabajar tu canal de YouTube.

¿Qué tipo de libros leen las personas que pueden comprar el tuyo?

Te lo voy a explicar con un ejemplo, que creo que es más sencillo.

Si sigues este blog es muy probable que escribas literatura juvenil, ¿verdad?

Estoy convencido de que muchos de tus lectores también leen otros libros de literatura juvenil.

Por tanto, si quieres atraer a más posibles compradores a tu canal de YouTube, necesitas compartir contenido de esta temática.

Habla de libros que ya generen un interés

Cuando yo abrí mi canal de YouTube cometí un error que fui solucionado con el tiempo.

Al principio me empeñé en querer dar a conocer un montón de libros de los que casi nadie había oído hablar.

Trabajaba codo con codo con escritores primerizos y eso me ayudó a tejer amistades, pero no resultados.

Si tu canal de YouTube fuera solo un hobby te diría que te lanzaras a hablar de lo que más te guste, pero como se trata de un foco más dentro de tu estrategia de marketing, creo que hay mucho más que aprovechar.

Cuando hablas de libros y escritores que ya generan un interés, atraerás a muchas más visitas y eso es una oportunidad para que te conozcan a ti y a tus obras.

Sé que estoy siendo muy pesado con esto, pero es que la mentalidad de saber cómo afrontar un canal de YouTube con estrategia es la diferencia entre conseguir resultados y perderte por el camino.

Comienza a analizar los resultados

La mayoría de los canales de YouTube que hablan de literatura llegan solo hasta el momento en el que pulsan el botón de publicar.

Si tú vas un paso más allá tendrás la posibilidad de conseguir unos resultados que de otra manera podrían ser imposibles.

Si escribir es un trabajo, entonces empieza a verlo como tal.

Analiza cada uno de los resultados que surjan para ver dónde puedes mejorar en cada momento.

¿Qué necesitas para montar tu propio canal de YouTube?

Ahora que ya tienes claro cómo afrontar este ejercicio de creación de tu propio canal de YouTube, el próximo objetivo es ponerse manos a la obra.

El aspecto técnico es importante, aunque es fundamental que no te dejes paralizar por él. Jamás tendrás el equipo perfecto, así que tiraremos con lo que tengas en casa y te ayudaré a realizar alguna inversión extra por si lo quieres mejorar.

Todo de la manera más barata y económica posible.

  • Cámara.
  • Micrófono.
  • Trípode.
  • Iluminación.
  • Software de vídeo.
  • Software de fotografía.

¿Vamos por partes?

Cámara

¿Necesitas una cámara profesional o que cuente con las últimas tecnologías?

Tú ya sabes que la respuesta es que no y que cada vez que te repites que no cuentas con el equipo apropiado es solo una excusa.

Al final, si siempre estás esperando a tener el equipo de última tecnología, jamás darás el paso.

Y lo más importante de todo es que no la necesitas.

Tienes la suerte de vivir en el año 2020 —si vives en un año más adelantado, la suerte será todavía más grande— y disfrutas de un dispositivo llamado smartphone.

De hecho, me atrevería a decir o que lo tienes en el bolsillo o que incluso estas líneas lo estás leyendo con él.

Es todo lo que necesitas para comenzar a grabar vídeos para YouTube.

A día de hoy cualquier dispositivo cuenta con una cámara de calidad FullHD para grabar vídeos de una manera increíble.

Así que la única dificultad que tendrás por delante es cómo colocarás tu teléfono para conseguir la mejor imagen posible.

Para que te hagas una idea, al principio de los tiempos yo utilizaba una pila de libros para poder sostenerlo lo más arriba posible y me funcionaba.

Solo tienes que tirar de imaginación.

vender libros youtube smartphone

Micrófono

Lo primero que quiero que te quede claro es que no necesitas un micrófono externo para grabar tus vídeos.

Durante mucho tiempo yo estuve utilizando el de serie en el teléfono móvil y cuando me compré una cámara, el que esta misma tenía.

Pasó más de un año hasta que al final invertí en un BlackFriday en una oferta muy interesante que encontré en Amazon de uno de la marca RODE.

Con todo esto lo que te quiero contar es que pensar que el material es una limitación es solo una excusa para no dar ese salto que tanto te apetece.

Pero, vale, imagínate que te compro la idea de que quieres grabar con un dispositivo externo porque te preocupa mucho la calidad. Déjame darte un par de ideas que son buenas, bonitas y baratas:

  • Si grabas con una cámara, colócate el teléfono móvil justo debajo de donde hablas y graba la conversación con alguna aplicación de notas de voz. Su chip de audio gestionará con garantías la calidad del sonido.
  • Invierte en un micrófono de solapa. Son muy baratos y te ofrecen una calidad de audio increíble. Por solo 15 euros tienes ofertas muy interesantes en Amazon.

Si te tienes que preocupar por un detalle de tus vídeos, déjame decirte que el audio es la parte más importante.

Una calidad inferior de imagen se tolera, pero cuando el audio no funciona bien es un gran a la hora de enganchar al público.

Trípode

Si te das una vuelta por Amazon descubrirás que hay un montón de trípodes. Desde algunos que son muy caros hasta otros que son tan baratos que te llevarán a desconfiar.

La verdad es que para empezar no necesitas ningún trípode. Te valdrá con cualquier cosa —y sí, he dicho cosa— en la que puedas apoyar tu teléfono.

Como te he contado más arriba, yo empecé con una pila inmensa de libros. Y me sirvió durante más tiempo del que te puedas imaginar.

Después darás el salto a un trípode porque querrás tener más versatilidad y aquí ya dependerá de si al final te compras una cámara o te sigue valiendo el teléfono.

Sea cual sea tu decisión, yo te recomiendo que elijas el modelo más barato que exista.

Cuando comencé a hacer vídeos hace más de 4 años busqué el más barato de todo Amazon y lo compré por 11 o 12 euros.

Es el instrumento que todavía sigo usando a día de hoy. Por si te sirve de algo, es de la marca Hama.

De hecho, hubo un momento en el que decidí comprar uno más profesional para poder hacer más movimientos y la verdad es que me salió rana.

Yo te aconsejo que te vayas a por lo económico.

vender libros youtube pila de libros

Iluminación

¿Necesitas un set de focos nada más comenzar?

Por supuesto que no.

Pero sí que tienes que cuidar de la iluminación para conseguir la mayor calidad de vídeo posible.

Te sorprenderás, pero hasta una cámara de calidad media consigue grandes resultados cuando la iluminación acompaña.

La forma más fácil de empezar es aprovechando la luz natural. Al final casi todos los días sale el sol y si tienes cerca una ventana puede ser tu mejor aliado.

Lo que pasa es que es probable que tengas unos horarios que no te permitan grabar a las mejores horas, así que te tendrás que buscar la vida.

Yo grabé durante mucho tiempo con unas luces que tenía por casa. Compré un par de bombillas blancas, las cambié y ya tuve suficiente iluminación.

Fue fácil, sencillo y muy barato.

Solo después de más de un año consideré la idea de comprar una oferta de focos que había encontrado en internet.

El salto de calidad se nota, pero la verdad es que es mucho menos importante de lo que te estás imaginando.

Software de edición de vídeo

Una vez tengas el vídeo grabado, necesitarás un lugar donde editarlo para dejarlo bonito bonito.

Otro de los consejos que te quiero dar es que no necesitas que tu vídeo sea perfecto. Es más importante que te concentres en transmitir el mensaje que quieres que en lograr que sea el homólogo de la Capilla Sixtina en YouTube.

Pero bueno, que eres escritor y ya sabes que es mucho más importante el fondo que la forma.

Tienes a tu disposición muchísimas opciones, pero te quiero contar que también tienes a tu alcance algunas gratuitas —y legales— que funcionan muy bien.

Si trabajas en MacOS, tienes la posibilidad de utilizar iMovie. Es un software simple, pero te bastará sin ningún problema.

Por otro lado, en Windows tienes Movie Maker. Que aunque parezca una broma, los de Microsoft lo han mejorado muchísimo con el paso de los años.

Es cierto que todavía está a años luz de lo que puede hacer iMovie, pero para realizar según qué cortes no está nada mal.

Si en algún momento quieres dar un salto de calidad y apostar por un programa de diseño más potente, también te puedo dar alguna opción.

En MacOS la mejor alternativa es Final Cut. Es un programa de la propia Apple y que funciona como anillo al dedo.

En Windows tienes el famoso Sony Vegas. Es exclusivo de la plataforma y tiene un precio comedido.

Además, en ambos casos también podrás acceder a la Suite de Adobe y al Premiere para impulsar tu edición.

Todo depende de ti.

Software de edición de imagen

A estas altura de la película ya solo falta que trabajes la imagen de portada para tu vídeo. Aquí te quiero hablar de Canva.

Canva es mi herramienta de edición de fotografías favorita:

  • Es muy fácil de utilizar.
  • Tiene un modelo gratuito que te será más que suficiente.
  • Si eres un torpe con programas de diseño como yo, es tu mejor aliada.

La portada de tu vídeo en YouTube es tan importante como la de tu libro.

Una buena portada captará la atención de tu cliente y una mala hará que pasen sin prestarle ni medio segundo de su tiempo.

¿Te imaginas lo que debe ser haber dedicado horas y horas a trabajar todos los pasos de tu contenido para que después nadie lo vea?

Pues será lo que pasará si solo sales del paso.

Si me permites un consejo, te animo a que le eches un vistazo a cómo trabajan otros escritores que utilizan YouTube como una plataforma para cuidar su marca y que anotes qué es lo que más te llama la atención de cada uno.

Después podrás emplear todas estas tácticas a tu favor de cara conseguir el mejor resultado posible.

Estrategia de contenidos

Después de dominar los dos puntos previos, ahora toca la parte que es más importante de todas: los contenidos.

A final de cuentas, la única manera de que todo esto funcione es que trabajes a conciencia los contenidos que empleas cada día en tu canal de YouTube.

Porque a pesar de que te he metido mucha caña con la mentalidad y el aspecto técnico, hay una verdad que está por encima de todas ellas.

Si no creas contenidos de valor que de verdad sean atractivos para tu público objetivo, todo lo demás será en vano.

La calidad de tu contenido se te presupone.

Así que déjame hacerte una pregunta: ¿qué tienes que decirle al mundo?

Cómo elegir los temas de los vídeos

Este es un dilema con el que te pelearás casi cada día con tu canal de YouTube: ¿de qué preparo el próximo vídeo?

Y la respuesta no es nada fácil. Además, dependerá de cada caso concreto.

Lo que sí que puedo hacer es ayudarte a comprender una visión general de tu contenido.

Responde a esta pregunta: ¿cómo te interesa que te encuentren tus lectores?

Como te decía más arriba, muchos escritores caen en dos errores a la hora de trabajar el contenido de su canal de YouTube:

  • Hablan solo de lo que les apetece en cada momento.
  • Tratan temas sobre escritura.

En ambos casos, el canal podrá triunfar, pero tu ambición de vender libros y de asentarte como escritor, no.

Tienes que crear un contenido que alinee los intereses de los lectores con los tuyos y eso se consigue creando contenido relacionado con el género del libro o los libros que has publicado.

¿Significa esto que solo debes hablar de tu libro?

Para nada.

De hecho, te recomendaría que lo mencionaras lo mínimo posible.

Te lo voy a explicar con un ejemplo, que siempre es más fácil.

Imagínate que has publicado un libro de ciencia ficción, ¿vale? Y que estás buscando lectores que le den una oportunidad.

Si quieres atraerlos a través de tu canal de YouTube te deberías centrar en crear más contenido relacionado con la ciencia ficción.

Así llegarán muchos lectores interesados en el tema que tarde o temprano descubrirán que tienes un libro.

Si tu contenido ha conectado con ello seguro que te dan una oportunidad.

vender libros youtube

Calidad y cantidad: ¿hacia dónde se inclina la balanza?

Estoy convencido que en alguna ocasión te han contado aquello de que siempre es mejor la calidad que la cantidad, ¿verdad?

El problema es que quien dijo por primera vez este refrán no conocía cómo funcionaba el algoritmo de YouTube —y del resto de redes sociales—.

YouTube es una plataforma que premia muchísimo el contenido constante. Por ello, tu objetivo no es lanzar el mejor vídeo posible, sino la mayor cantidad de ellos con una calidad aceptable.

Sé que esto choca con todo lo que te han contado siempre, pero después de tanto tiempo peleándome con la plataforma me he dado cuenta de que funciona así.

Tienes que pensar que crearás un contenido literario. Esto significa que es más importante lo que tengas que contar que el vídeo en sí.

Las personas estarán al otro lado para escucharte hablar de ese libro en concreto, no porque quieran que les asombres con una edición digna de Hollywood.

Comprende dónde es más efectivo centrar tus esfuerzos y estoy convencido de que poco a poco conseguirás resultados.

Cómo preparar un vídeo de YouTube que merezca la pena

La experiencia me ha ayudado a darme cuenta de que la clave de un vídeo que funcione se encuentra antes de pulsar en el botón de grabar.

  • Investiga más allá de la propia lectura sobre todo lo que puedas explicar.
  • Prepara un guion con todo lo que quieras contar.
  • Diviértete delante de la cámara e imagínate que se lo estás contando a un amigo.
  • Edita a tu modo y trata de ser lo más natural posible.

¿Quieres que te ayude con ellas paso a paso?

Investiga más allá de la propia lectura

¿Sabes cuál es la razón por la que muchos canales se estancan? Dan información muy superficial.

Si quieres conectar con ese lector que de verdad quiere leer un libro del que estás hablando, lo más efectivo es que plantees un análisis a fondo.

Con esto no me estoy refiriendo a que desveles por completo la novela. Hay mucho que puedes contar que va más allá de una opinión.

Sobre todo si se trata de algún libro con ya unos cuantos años de historia y haya influido en la sociedad de alguna manera.

Piensa en qué te gustaría ver a ti y trata de encontrar la manera de contarlo.

Prepara un guion con todo lo que puedas contar

Me gustaría que pensaras en una persona que te gusta cómo habla y transmite sus ideas.

¿Crees que lo hace solo por inspiración divina?

La verdad es que no.

Los mejores discursos tienen un guion y mucha preparación y como persona cuyo objetivo es el de comunicar, también debes sumarte a ello.

Organiza la información que has recogido en la fase anterior y dale forma como guion para saber qué decir y cómo hacerlo.

Eso sí, deja un poco de espacio también para la espontaneidad y permítete sacar la mejor versión de ti mientras estás grabando.

Diviértete delante de la cámara e imagínate que se lo estás contando a un amigo

Por fin ha llegado la mejor parte. Ponerte delante de la cámara… ¿o no?

Sé que hay muchas personas que le tienen pánico a hablar y que se sienten como robots cuando están allí.

Pero todo esto tiene solución.

Cuando comiences a hablar, imagínate que se lo estás contando todo a un amigo en un bar con un café o una cerveza delante.

Sé que te puede parecer el consejo más absurdo y manido del mundo, pero es que funciona de verdad.

Si piensas en esa persona, lo contarás como si la tuvieras delante y será mucho más posible hacerlo bien.

Y no te olvides nunca de divertirte.

Edita a tu modo y déjalo a tu gusto

Ahora que ya has realizado todo el proceso, queda la parte más sencilla: la edición.

Trabaja el vídeo para que quede de la mejor manera posible y encuentra tu propio estilo de edición.

Solo tú puedes saber cuál es tu marca.

Todo listo para empezar a trabajar en YouTube

Con todo lo que te he contado en este post ya tienes lo que necesitas para dar el paso y comenzar a crear contenido en YouTube.

Esta plataforma puede ser tu gran aliada a la hora de potenciar tu marca como escritor, ¡así que lánzate!

Cuando más te diviertas, mejor resultado conseguirás.

Recuerda que puedes encontrar muchos más recursos para escritores en esta misma página web.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.