Cómo crear el guion perfecto para tu vídeo atrapador de YouTube

¿Estás pensando en lanzarte a la piscina con todo esto de YouTube?

Si no lo has hecho todavía es porque te da miedo no conectar con las personas al otro lado de la cámara.

Después de todo, sabes que es una gran oportunidad para construir tu marca como escritor.

Pero no te preocupes. En este post descubrirás cuáles son las claves para construir un guion que te transmita confianza y te ayude a comunicar tu mensaje a tus potenciales lectores.

¿Vamos al lío?

El guion es lo más importante de tu vídeo

¿Quieres conseguir resultados con tus vídeos de YouTube? Entonces grábate a fuego en la mente que necesitas un guion poderoso.

Para que te hagas una idea, necesitas ver a este guion como si fuera un salvavidas. Un lugar donde sabes que tendrás los pies firmes pase lo que pase.

Además, te permitirá tener la certeza de que no te dejas nada en el tintero y que tampoco te vas por las ramas.

Un vídeo sin guio no es potencialmente un fracaso, pero uno con un guion bien trabajado es una gran oportunidad para ti como escritor.

El orden de los factores sí que altera el producto

Una de las lecciones más importantes que he tenido como profesional de la comunicación es que el orden de los factores siempre altera el producto cuando se trata de grabar un vídeo.

De una manera u otra, la forma en la que le presentes la información a tu espectador condicionará la manera que tiene de entenderlas.

Como te puedes imaginar, esto es algo vital a la hora de conseguir el resultado que quieres en cada contenido que crees.

Así que, ¿cómo te puedes poner manos a la obra?

En mi caso particular, te diría que comenzaras con este es quema y que poco a poco lo adaptaras a cómo te sientes más a gusto:

  • Dolor.
  • Agitación.
  • Introducción 
  • Historia personal.
  • Meollo del asunto.
  • Resumen del valor.
  • CTA.

¿Quieres que los veamos por separado?

Dolor: la parte para conectar

¿Qué es lo que está buscando tu potencial lector? ¿Por qué se encuentra ahora mismo contigo en ese vídeo?

Esta es una de las principales preguntas a las que debes responder nada más empezar. Si el espectador sabe que encontrará ahí la respuesta, no tendrá ningún problema en quedarse.

Por ello lo primero que tienes que decirle es ese gancho que le deje claro que ha llegado al lugar apropiado.

Agitación: ¿qué pasaría si no encuentra la respuesta?

Este es uno de los puntos delicados, pero también donde engancharás a tu cliente para que no se te escape.

A fin de cuentas, agitar consiste en ponerle en el peor de los casos posibles. 

¿Qué pasaría si no encuentra la respuesta?

Ojo.

Sé que se trata de lecturas. De libros. Pero no deja de ser un caso que puede llevar a algún problema, ¿verdad?

Imagínate que estuviera buscando contenido sobre cómo leer una saga. ¿No se podría tocar el tema de qué pasaría en el caso de que empezara por un libro que no es el primero y se comiera los spoilers?

Yo te recomiendo que le des a la imaginación. Seguro que encuentras la manera de hallar esa respuesta.

Introducción

¿Lo tienes atrapado?

Ahora puedes contarle ya de qué hablarás a partir de ahora.

Preséntate y especifica con pelos y señales qué le contarás durante los siguientes minutos de vídeo.

Es decir, sé muy preciso para darle ese motivo que está buscando para quedarse delante de la página.

Historia personal

¿Sabes cuál es la forma en la que de verdad se consigue conectar con cualquier persona?

A través de una historia personal.

Yo sé que es mucho más fácil decirlo que hacerlo, pero si eres capaz de relacionar el tema del que vas a hablar con un contenido específico, lo tendrás mucho más sencillo.

Así que el mejor consejo que te puedo dar es que, sin ningún miedo, te atrevas abrirte un poco y a comentar todo lo que tengas en la mente.

Sé tú mismo.

Meollo del asunto

Ahora que ya has conectado con él, el siguente paso —por supuesto— es darle todo el contenido de valor que ha venido buscando.

La realidad es que de nada te va a servir conectar con él si después la información que le das no le resuelve el problema.

Así que, esfuérzate.

Mira.

Por ahí hay muchos vídeos de YouTube que se nota que se han hecho rápido, corriendo y por cumplir.

De hecho, te confieso que en alguna ocasión yo mismo lo he hecho. Pero ¿sabes qué? No funcionan.

También encontrarás muchos consejos que te dirán que lo mejor es hacer vídeos cortos para atraparles.

También es mentira.

Bueno, no. Es mentira si lo que quieres es vender libros. Para que te vean está genial.

Sin embargo, si lo que quieres es generar esa conexión final que conseguirá que conecten contigo y compren el libro, hazlo un poco más largo.

Resumen de valor

¿Has acabado de darle toda la información?

Genial. Pero no cortes todavía.

El siguiente paso es resumirle los puntos más importantes para que se vaya con la lección bien aprendida y buenas sensaciones.

Mira.

Cuando crees cualquier contenido tienes que saber que el lector —espectador— recordará lo justo y necesario.

Sin embargo, si tú no le ayudas es posible que se vaya con las manos vacías y se quede con una mala impresión de tu contenido.

Hazlo bien.

¿Cómo puedes conseguirlo? Con un resumen de valor al final del contenido.

Por ejemplo, en el caso de YouTube puedes cerrar los vídeos resumiendo los puntos más importantes de lo tratado con el texto.

De esta manera conseguirás que sean los puntos claves que recuerde una vez que se haya marchado de ese rato que ha compartido contigo.

Te aseguro que esto será un antes y un después.

Una llamada a la acción

Sea cual esa el objetivo de tu vídeo, debes dejárselo bien claro en este punto.

Aprovecha que le interesa lo que cuentas y que se ha tragado todo tu rollo para decirle que haga X.

¿Te has quedado con alguna duda?

Estamos preparando un curso de Youtube para el escritor que estoy convencido de que te ayudará a ampliar este post y a tener mucha más información.

¿Mi recomendación? Ponte las pilas. YouTube todavía dará mucho juego. ¡Promesa de creador!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.