Cómo construir los mejores hábitos de escritura

Hay una verdad que pocas personas quieren escuchar. Al final del día, que hayamos o no hayamos escrito depende de nosotros.

Bueno, el hecho de escribir como tal, no. Pero el hecho de sentarnos y construir una rutina para hacerlo, sí.

Podemos ponernos muchas excusas, pero siempre tenemos, por lo menos, 15 minutos para hacerlo.

Aunque para ello tengamos que madrugar más o trasnochar cuando el resto del mundo ya está en la cama.

Es una cuestión de hábitos. Y de eso es precisamente de lo que hablaremos en el artículo de hoy.

Hábitos y sistemas que te lleven a escribir más y mejor.

¿Hablamos sobre ello?

Cómo influyen tus hábitos en tu escritura y en tu vida

¿Has leído Hábitos atómicos?

De todos libros con los que me he cruzado de «productividad» es uno de los más interesantes que me he encontrado.

En él, su autor, James Clear, nos cuenta que la mayoría de las personas no consigue transformar sus hábitos porque lo intenta de forma incorrecta.

Y para ello profundiza mucho en lo que nos cuenta.

James Clear explica que existen tres niveles de comportamiento:

  • Los resultados (lo que logras).
  • Los procesos o sistemas (lo que haces).
  • La identidad (tus creencias).

Lo más importante es comprender que todas y cada una de estas partes funcionan

Como ya vimos, querer cambiar los resultados sin cambiar los sistemas es estar destinado al fracaso. Pero no solo eso, hay un punto que va más allá, más profundo y que es el tema de la identidad.

Sea cual sea el objetivo que tenemos por delante, lo primero es siempre trabajar en nuestra identidad y, después, en sistemas para conseguir resultados.

Si no cambiamos las ideas que nos están limitando, será muy difícil adoptar los hábitos que queremos construir.

Regla #1: Lo que no sistematizas, desaparece

Los seres humanos somos animales de costumbres.

¿Qué quiere decir esto?

En realidad es algo muy sencillo…

De aquello que no haces un hábito bien preparado, desaparece antes de que te des cuenta.

Y tú tienes que ser muy consciente de ello.

Los mejores escritores, los más prolíferos… hace mucho tiempo que se olvidaron de que había algo llamado «inspiración».

Son currantes.

Con un horario en el que cada día se ponen delante del ordenador, tengan o no tengan ganas.

Este es el poder de los hábitos.

El de poder seguir hacia delante ocurra lo que ocurra.

Regla #2: Hazlo atractivo (¡que te guste!)

Cuando algo nos gusta, tenemos menos resistencias a hacerlo.

Por lo tanto, es fundamental que a la hora de escribir tratemos de hacer atractiva la idea de escribir.

Y sé lo que me vas a contar, que a ti escribir te encanta.

Pero si es así, ¿por qué no estás escribiendo todos los días?

¡Bingo!

Por eso es tan interesante la fórmula de encadenar hábitos.

Es decir unir la tarea de escribir con algo que te encante.

Por ejemplo, yo intento escribir por las mañanas antes de desayunar.

Por lo tanto, una manera de encadenar estos hábitos consistiría en unir la idea de escribir con la primera ducha calentita de la mañana, que es algo que me encanta.

Regla #3: Hazlo fácil

Crear nuevos hábitos es un proceso, el autor nos cuenta que mucha gente le pregunta cuánto tiempo se tarda en crear un nuevo hábito y él dice que la pregunta que nos tenemos que hacer no es cuánto tiempo sino cuántas veces.

Se trata de repeticiones no de tiempo.

Cada repetición es un pequeño logro, y cada pequeño logro nos da una sensación de progreso. Eso es lo que tenemos que mantener.

Nos dice que es una reacción humana apelar a la ley del mínimo esfuerzo, por eso tenemos que simplificar nuestros hábitos. 

Cuanto más fácil sean, más fácil será incorporarlos en nuestra rutina diaria. 

Y una manera de simplificar nuestros hábitos es diseñando nuestro entorno.

Por ejemplo, que cuando despertemos tengamos preparado el ordenador portátil en el escritorio y que hayamos dejado cualquier distracción bien lejos.

Suena bien, ¿no crees?

Ahora que conoces las 3 claves para aplicar este método, te toca a ti. Sigue estos pasos para conseguir que 2022 sea el año donde la escritura forme una parte vital de tu vida.

Si te interesa profundizar en tu productividad, en nuestra Academia para escritores contamos con diferentes cursos de este ámbito perfectos para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.