[10x10x10] El sistema para tener ideas infinitas para tus redes sociales de escritor

El gran secreto para llevar tus redes sociales de escritor al día es contar con una estrategia de contenidos que funcione es desarrollar un calendario editorial que puedas construir desde cero y que acabe de una vez por todas con las dudas de «qué puedo publicar hoy en redes sociales».

La improvisación es una gran herramienta cuando lo que quieres es pasar un viernes frenético, pero cuando se trata de llevar una cuenta en redes, los planes acostumbran a funcionar bastante mejor.

Un plan que te pueda ayudar en tu día a día y que te permita atrapar a ese lector que, seguramente, de otra manera sería imposible.

En este post te desvelamos un método para diseñar un plan de contenidos casi infinito en una sola tarde —eso sí, en una sola tarde poniéndole muchas ganas—.

redes sociales de escritor

Cómo crear un calendario editorial que haga inevitable enamorar a tus lectores

Si quieres conseguir resultados con tu estrategia de contenidos, pero no te quieres tirar la vida delante de una pantalla pensando y creando, es imprescindible que tengas un plan.

Sobre todo para ganar ese tiempo precioso que dediques a escribir.

Esto es, un calendario de contenidos basado en una estrategia que te recuerde qué tienes que publicar en cada momento y, ante todo, tener muy claro el porqué de cada decisión.

Por desgracia, la inmensa mayoría de las personas no llega demasiado lejos. Se choca contra el primer obstáculo de toda esta cadena: ¿qué voy a publicar en mi estrategia de contenidos?

Para superar este desafío, es vital desarrollar un sistema de generación de ideas efectivas que te permita contar con un banco de posibilidades a la hora de plantear tu estrategia.

Y como para muestra un botón, comenzaremos por ahí para llegar hasta el destino que todos estamos buscando.

Cómo tener ideas infinitas para tus redes de escritor con una metodología probada

¿Te imaginas contar con una metodología que te permita generar 1.000 ideas de contenidos en solo una tarde de concentración?

Eso sí, no será una tarde corta, sino intensa. Pero será una tarde que te dará aire para tirar durante dos años y medio de contenido, si quisieras publicar algo todos los días.

Y no sé si te pasará a ti, pero a mí eso me parece una garantía de ganar tiempo y calidad de vida —aunque después siempre te falte el hecho de crear los contenidos—.

La realidad es que con una metodología realmente simple serás capaz de conseguir todas esas ideas de contenidos que hasta ahora se te están escapando.

Sigue leyendo para conocer paso a paso cómo puedes hacerlo realidad.

#1 Identifica los 10 problemas más habituales de tu lector ideal

Si estás pensando en crear contenido para tu lector ideal, probablemente sea porque le conoces tanto como la palma de tu mano.

(Sinceramente, nunca he entendido esta expresión. ¿De verdad alguien es capaz de dibujar la palma de su mano?).

El primer paso para sacar hacia delante cualquier red social o plataforma en la que crees contenido es comprender los puntos de interés de tu lector para ser capaz de alinear los beneficios de tu contenido con ellos.

Para muestra, un botón.

Estoy escribiendo este artículo porque muchos de los seguidores de este blog me han contado que tienen problemas para crear estos contenidos.

Y ahora sé que con este método conseguirán —conseguirás— romper con ese obstáculo que tiene en este instante tus libros.

Haz una lista con los 10 grandes dolores y problemas de tu lector habitual. Será el punto de partida de toda esta metodología.

#2 Busca 10 soluciones para cada uno de esos problemas

Una vez que hayas identificado cuáles son esos 10 problemas de tu lector, el siguiente paso es encontrar las posibles soluciones para cada uno de esos 10 problemas.

Por cierto, cuando hablamos de «problemas» no es necesario tomarse nada a la tremenda. Me refiero a las búsquedas que realizan en internet y a las que tú les puedes dar una solución.

Por ejemplo, ¿cómo puedo leer la saga de Nacidos de la Bruma de Brandon Sanderson para no perderme nada?

En concreto, buscarás 10 soluciones diferentes, desde distintos ángulos, para poder afrontar ese problema.

—Pero, Carmelo, ¿no podrá ser un poco repetitivo?

Para nada.

El objetivo que tiene que tener en todo momento tu contenido es sembrar unas ideas concretas que serán justo las que luego tu vendas (un beneficio implícito).

Una vez tengas las 10 soluciones para cada uno de los 10 problemas ya tendrás 100 aproximaciones diferentes…

Y todavía tenemos algo más intenso por delante…

#3 Encuentra 10 maneras de presentar esa propuesta

¿Has seguido el hilo de lo que hemos hecho hasta ahora?

De lujo.

El siguiente paso es el definitivo para contar con esas 1.000 ideas de contenidos que te mantendrán entretenido durante mucho tiempo.

¿Te acuerdas de que habíamos encontrado 10 soluciones para cada uno de los 10 grandes problemas de tu lector?

Pues ahora esas son el punto de partida.

De cada una de esas 100 soluciones (10×10) el objetivo es hallar 10 formas para presentar la solución.

—Pero, Carmelo, ¿no voy a estar repitiéndome?

Por supuesto que no.

Cada una de estas propuestas debe de estar lo suficientemente diferenciada como para que  pueda dar un contenido diferente.

Es muy importante que a la hora de realizar este ejercicio no te conformes con cualquier idea, sino que de verdad pienses si es un contenido factible.

De nada te sirve realizar todo este esfuerzo si a la hora de la verdad la mayoría de los contenidos quedarán en el tintero porque no son tan rentables como nos hubiera gustado.

¿Puedo reciclar ideas en diferentes plataformas?

A la mayoría de las personas que crean contenido en internet les asusta el hecho de «reciclar contenido».

Piensan que no es honesto, que es una forma poco adecuada de tomar decisiones… pero nada más lejos de la realidad.

Si hasta la propia Disney —con los inmensos equipos que tiene— recicla contenidos en sus películas, ¿cómo vamos a ser nosotros diferente?

Lo primero es que en cada red social te van a seguir personas que sean diferentes.

Además, no compartirá el mismo contenido en una nueva red social y ya está, sino que buscarás la manera de darle la propia personalidad de esta.

Modelo piramidal: una estructura para crear contenidos

De todo lo que te he contado hasta ahora, hay algo que es fundamental.

Entender que cada uno de los contenidos que crees no tiene que morir en sí mismo, sino que puedes seguir utilizándolo.

Por eso te propongo que emplees un Modelo Piramidal.

Esto es, una estructura de contenidos en forma de pirámide en el que en la cúspide encuentres los contenidos más elaborados y desde ella puedas emplear pequeños trocitos para compartir en el resto de las redes sociales.

Por ejemplo…

De un vídeo en YouTube se pueden rescatar nuggets para Instagram…

Y de cualquier entrevista, los mejores momentos para crear un vídeo de valor…

Lo verdaderamente importante es comprender que con cada pieza se puede golpear más de una vez y apostar por ello para conseguir los resultados que estamos esperando.

Ahora que conoces el método que te ayudará a conseguir ideas infinitas para tus redes sociales, ¿te atreverás a ponerlo en práctica?

Si te interesa este proceso, no te pierdas de vista el contenido de nuestra Academia para Escritores porque subiremos un excel que te ayudará a llevar a cabo de manera sencilla este método.