Vivir de publicar libros: los dos caminos para generar ingresos con una editorial

¿Se puede vivir de publicar libros?

Menuda preguntita, ¿verdad?

Si estás aquí es porque tienes la meta de conseguirlo en algún momento en el futuro, pero me gustaría formularte una pregunta: ¿tienes un plan?

Porque aunque dicen que todos los caminos llevan a Roma, como no sepas dónde pararte a echar gasolina, más te vale tener un coche con combustible infinito.

Después de todo, esto es lo mismo que le sucede a muchos escritores que tratan de conseguir resultados.

Aprietan con mucha fuerza al principio, pero antes de que se den cuenta se han quedado sin energías.

Por eso en este post comenzarás a escribir tu mapa si lo que quieres es conseguirlo a través de una editorial.

¿Vamos al lío?

Publicar con una editorial: ¿una oportunidad real?

Es el gran sueño, ¿verdad?

Publicar con una editorial.

Recorrer todo el país firmando nuestras novelas.

Estar en las principales ferias literarias y que desconocidos se acerquen a preguntarte por tu libro.

Sin embargo, más allá del sueño, ¿te puedes ganar la vida con ello?

Aunque parece muy bonito, hay más sombras que luces en este proceso.

Para que te hagas una idea, de cada venta de tus libros te llevarás, más o menos, un 8%. Es decir, un eurito.

Calcula cuántas novelas tienes que vender para poder llegar a final de mes con eso.

Te lo digo yo, más de 1.000.

Casi nada.

Por eso es tan importante que enfoques este proceso de una manera inteligente para conseguir los resultados que quieres.

Y eso pasa por dos decisiones clave:

  • Contratar a un agente editorial.
  • Dirigirte a un público infantil.

¿Quieres saber cuáles son las ventajas de cada uno? ¡Sigue leyendo!

Contrata a un agente editorial: ¿de verdad merece la pena?

Aunque suene un poco feo decirlo así, la realidad es que si te enfrentas tú solo al mundo editorial sólo te comerás los mocos.

Sé que la historia de J.K. Rowling enviando un manuscrito y cambiando su vida por completo es el sueño que todo el mundo quiere vivir, pero…

… eso sólo sucede una vez cada un millón. Y puede que esta cifra sea hasta demasiado optimista.

La realidad es que si eres tú quien envía un manuscrito a una editorial es más que probable que ni siquiera le den una oportunidad.

Las editoriales están recibiendo obras todos los días y no tienen el tiempo material de conocer cada una de ellas.

Sin embargo, todo cambia con un agente inmobiliario.

Un agente inmobiliario es una persona con contactos en editoriales y que se encarga de enviarles las obras que ha encontrado más importantes.

A diferencia de a ti, las editoriales le prestarán más atención porque son conscientes de que su reputación y valor a la hora de trabajar también está en juego.

Dirígete a un público infantil: es una mina de oportunidades

¿Alguna vez te has planteado escribir historias para niños?

Si no es así, puede que haya llegado el momento de replanteártelo.

Además de tener mucho más tiempo libre, escribir para estas edades tiene una oportunidad añadida.

Si consigues que tu libro se convierta en lectura obligatoria en colegios o institutos, te asegurarás al menos 30 o 40 ventas todos los años.

Sin excepción.

Por eso siempre se recomienda con tantas ganas que escribas unas cuantas historias para este grupo de personas.

Y no te dejes llevar por las apariencias. Escribir para niños es mucho más complicado y serio de lo que te pueda parecer.

Pregúntale a Laura, que últimamente está que no para con ello —y por cierto, lo está disfrutando como una enana—.

Sea como sea, en Literatura Juvenil para Escritores encontrarás las herramientas y estrategias para que todo esto sea mucho más sencillo.

A caminar se aprende caminando, pero cuanta más información tengas a cada paso que des, más posible será que consigas el resultado que tienes en mente.

Por eso dedicamos cada día todo el tiempo que tenemos a asegurarte los mejores resultados posibles.

¿Vamos a por todas?